¿Cómo limpiar nuestras Gemas?

Purifica, programa y carga energéticamente tus piedras y gemas recuperando tu armonía interior y la de tu hogar.

Gemas y Cristales de El Templo de Hathor

Cuando comencé a interesarme por los cristales y las gemas me di cuenta que la intuición era una pieza fundamental en la elección de éstas y en sus cuidados. Podía percibir cómo ciertos colgantes de cuarzo , con el tiempo, estaban cargados en exceso y "me pedían" que los limpiase para purificarlos y recargarlos.


Fue entonces cuando comencé a investigar sobre el Uso y los Cuidados de las piedras y fue entonces también cuando empecé a trabajar con ellas en mis Sesiones de Reiki y Cursos de Belleza Consciente.


Pero antes de indicarte los métodos para limpiar tus piedras me gustaría comentarte algo que me parece importante: las piedras no se cargan de energía buena o mala. Si alguien toca un colgante que es tuyo no le va a "traspasar su energía". Si bien es cierto que te aconsejo no compartir tus piedras y purificarlas si alguien las ha tocado o antes de su primer uso.


A mí particularmente me gusta hablar de Energía que fluye o Energía estancada-densa. Y los cristales son puros, y absorben y emiten la energía a nuestro alrededor. Por lo que si se cargan en exceso no podrán seguir emitiendo correctamente...y ese es el momento en el que tu intuición te dirá: "Ahora es el momento"...


Cuarzo en punta

LIMPIEZA DE CRISTALES Y GEMAS


Muchos cristales son frágiles o se desmenuzan fácilmente. Otros son solubles en agua (como la Selenita) y otros al estar pulidos o en punta, son más delicados y se pueden arañar con facilidad.


Los cantos rodados son de las piezas más duraderas y sencillas de cuidar.


A continuación te indico de qué manera puedes realizar la limpieza y qué alternativas tienes disponibles en caso de que tus piezas sean más frágiles o en caso de duda:


-Con agua: sumerge tus cristales en agua con sal gorda. Utiliza un cuenco, preferiblemente de vidrio (evita utilizar platos o utensilios de plástico). La cantidad de agua dependerá del tamaño de las piezas que introduzcas. Asegúrate que quedan bien cubiertas; con un puñado de sal será suficiente. Puedes hacerlo por la noche, dejándolos hasta la mañana siguiente. Sácalos y déjalos secar en un trapo limpio.


A mí me gusta dejarlos a la luz de Luna, por lo que coloco el cuenco en la ventana o si tienes jardín al aire libre, para que la luz de la luna haga su efecto y purifique en profundidad. Si lo haces con Luna Llena el efecto será mayor.


-Incienso, palo santo o salvia: este método de limpieza yo lo utilizo mucho en momentos en los que no es posible dejar las piezas varias horas. Es instantáneo, un Ritual de aire que te permitirá mantener limpios tus cristales y gemas y al mismo tiempo cuidar aquellas piezas que sean más delicadas y no se puedan introducir en agua o sal.


-Pasar tus cristales por la Luz de una Vela: iluminar tus gemas con la luz de una vela, iluminando cada parte y poniendo la intención mientras realizas el Ritual (mantén una distancia prudencial para no quemar la pieza). Yo lo hago siempre con Velas de procedencia, como las Velas de Soja de El Templo de Hathor que tienes disponibles en la tienda online. Para mí la vibración es muy importante, y si realizamos cada acto con productos además que sean naturales, ecológicos y veganos el resultado será más potente y efectivo.


-Ciertos cristales tienen la capacidad de limpiar otros cristales (como por ejemplo la cornalina). Puedes colocar en una bolsita tus piedras junto con la cornalina y no necesitarás limpiarlas tan a menudo.


Las geodas o las drusas también se utilizan para reenergetizar y limpiar otros cristales o gemas. Simplemente tienes que colocar durante unas horas las piezas sobre la geoda o la drusa y listo.



PIEZAS DELICADAS


Algunas gemas como la Selenita, Calcita, Malaquita, Celestina, Calcopirita, Hematite, Pirita, Broncita, Azurita, Turmalina, Azabache,Turquesa, Aragonita, Azufre, Rosa del desierto u otros cristales que presenten composición en metales o porosidad son especialmente delicados por sus características.


Te recomiendo que en estos casos no los sumerjas en agua. Lo que sí puedes hacer es introducirlos en sal gorda, en seco, en un cuenco también, y dejarlas a la luz de la Luna toda la noche.

Siempre que tengas dudas hazlo así, o con el Ritual de Aire que te mencioné unos párrafos más arriba.


.

.

.


Disfruta de la magia de los cristales, conecta con tu intuición y sírvete de los múltiples regalos que nos tiene preparados para nosotras la naturaleza.


Feliz Comienzo de Año, Feliz Vida.


Con cariño,


Paola


254 vistas0 comentarios